marzo 17, 2020

Coronavirus está dando la oportunidad al ‘livestreaming’ de probarse a sí mismo

“No habíamos tenido tanto interés en toda nuestra existencia”, dice una compañía de livestreaming, mientras la tecnología anteriormente rechazada, se beneficia.

Ha tomado algo de tiempo -y la desafortunada circunstancia de una pandemia- pero los conciertos por livestreaming podrían finalmente estar viviendo su mejor momento. Con la cancelación de grandes festivales y cientos de tours y conciertos siendo cortados debido a la COVID-19, artistas y sus equipos están luchando por avanzar. Esperar no es una opción para aquellos que necesitan el ingreso o no pueden permitirse cancelar, la incipiente industria de transmisión en vivo se encuentra a si misma en el centro de atención.

La semana pasada, varios conciertos y eventos eligieron trasmitir en lugar de presentarse ante grandes multitudes de manera presencial. Organizadores de la cuarta edición anual del concierto de beneficencia Love Rocks NYCpresentando a Jack Browne, Chris y Richard Robinson de The Black Crowes, y Leon Bridges, tomaron la ruta de la transmisión, limitando la entrada presencial únicamente a medios, personal de los artistas, amigos y familiares. El cantautor británico, Yungblud, trasmitió un concierto el lunes temprano a través de YouTube, junto con Machine Gun Kelly y Bella Thorne. Y durante el fin de semana, los mandatos gubernamentales de Los Ángeles y Nueva York solicitaron el cierre de los bares y clubes nocturnos. Esto puede llevar una nueva estampida de música en este formato.

 

Big Room TV, un servicio que puede trasmitir desde foros individuales sin camarógrafos, dice que el livestreaming ya estaba volviéndose más popular, pero que la pandemia COVID-19 ha puesto la mirada en su potencial más que nunca. Sammy Rubin comenta que la compañía ha tenido que modificar completamente su modelo de negocio para adaptarse a las necesidades de los foros. Mientras tratan de montar shows sin multitudes para compensar los ingresos perdidos. Big Room ahora está constantemente entre llamadas con foros intentando volver los shows viables, y si bien, no será sencillo debido a las restricciones de viaje actuales, están trabajando para encontrar una respuesta.

Te puede interesar: Artistas transmiten conciertos durante cuarentena por COVID-19

El negocio de Big Room no ha estado exento de problemas. El club de jazz Blue Note en Nueva York, uno de los socios de Big Room, ya llevaba semanas usando la transmisión en vivo para enviar conciertos a China, donde dos de los clubes Blue Note han estado cerrados desde que el brote alcanzó su máximo en ese país. Pero reflejando la rápida propagación de la enfermedad y su impacto económico, y tras el decreto del domingo pasado por el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, cerrando bares, clubes, y restaurantes, las transmisiones de Blue Note New York también han sido canceladas.

Otro socio más reciente, la décima edición anual de Music Tech Mashup en el Empire Control Romm & Garage ubicado en Austin, también cerró sus puertas debido a las preocupaciones sobre el coronavirus. Aún así, la directora de crecimiento, Jessi Olsen, dice que la demanda es alta. “Esto ya es una moda”, comenta Olsen. “Todo esto con el coronavirus, simplemente lo ha impulsado velozmente.»

Adam Arrigo, fundador y CEO de Wave XR, una plataforma de realidad virtual que trasmite música en vivo, tiene un interés similar. “Ha sido un momento loco; nuestros teléfonos están literalmente sonando fuera de control”, dijo. Wave XR se define a si mismo como una compañía de experiencias en vivo, porque combina la transmisión en vivo con la realidad virtual para crear conciertos en línea, como un videojuego. La compañía permite a los usuarios conectarse a través de sus propios avatares, permitiendo a los espectadores interactuar entre ellos. Y ya ha producido eventos de streaming para la electro-violinista Lindsey Stirling y el dúo de EDM, Galantis.

Dado que el aspecto social de los conciertos carece de opciones de transmisión pasiva más típicas, tal distinción es importante para la experiencia de los fanáticos, dice Arrigo.

Arrigo agrega que Wave XR ya ha estado en conversaciones con los principales promotores de conciertos para ayudar a crear nuevos eventos digitales en vivo para las compañías. Aún así, dice, será una transición antes de que los artistas puedan recurrir a las transmisiones en vivo como una respuesta. “Absolutamente, la demanda está fuera de las listas; actualmente estamos enfocados en escalar el producto de una forma que pueda apoyar a los artistas y sus fans”, comentó. ”Esperamos tener un papel positivo que desempeñar, no sólo ayudando a la industria de la música a recuperar parte de estos ingresos perdidos, sino, lo que es más importante, brindando a las personas una salida para conectarse cuando se sienten cada vez más aislados… Pero no va a suceder de la noche a la mañana. No verás a todos haciendo un concierto virtual mañana.”

Algunos servicios de livestreaming dicen que se han visto abrumados por el número de artistas buscando alternativas para sus tours – con una demanda tan alta, están buscando hacerlo. Evan Lowenstein, fundador y CEO de la compañía de transmisión de conciertos pagados, Stageit, dice que generalmente compara la plataforma de la compañía más como un espectáculo en un sótano, que un concierto en un foro grande. Muchos artistas transmiten sus conciertos desde sus casas. Dice que nunca planeó que su servicio tomara el lugar de un concierto presencial en vivo. Pero si bien no es una opción, Stageit necesita ser todo para todos.

«Esperamos poder ayudar a cuantas personas sea posible, pero no somos ese operador gigante, un gran foro», dijo. «Somos ese club en un sótano que apesta a orina y cerveza, pero estamos aquí y te ayudaremos a conectar con tus fans».

Bajo el interés de servir a los artistas, dice Lowenstein, Stageit ha aumentado su pago para realizar actos al 80 por ciento. A los actos más pequeños se les daría previamente el 63 por ciento. (No está claro si el pago elevado se mantendrá después de que disminuyan las preocupaciones por el virus). El recuento de espectáculos de Stageit se ha disparado en los últimos días y continúa creciendo por horas. A partir del viernes, Stageit tenía entre 20 y 25 shows próximos; para el lunes, ascendía a más de 200. El domingo, Stageit recaudó casi $100,000 dólares por día; por escala, la compañía ganó $274,000 dólares en su mes más grande, en el 2014.

Lowenstein dice que varias agencias importantes de booking se han acercado y buscan poner a sus artistas en Stageit pronto.

Stageit está preparando una asociación con School of Rock para proporcionar contenido de streaming, y también se ha asociado para transmitir un festival llamado Shut In and Sing, que presentará a los artistas Inigo Girls, y al cantante y guitarrista Dan Navarro, entre otros.

“Estamos absolutamente sobrecargados, nunca hemos tenido tanto interés en toda nuestra existencia”, dice Lowenstein. “Hemos recibido mucha atención, pero nada como esto”.

Sus pagos no son sostenibles, y Stageit está llegando a las marcas para ayudar a financiar algunos de los gastos. En los últimos años, Stageit normalmente esperaría tener entre 75 y 125 espectáculos en un mes. “No es sobre mí, se trata de los artistas”, dice Lowenstein. “Esto no me parece un momento para dar una vuelta de victoria, estamos en medio de todo esto ahora mismo.»

Los artistas que ya han trabajando a través de plataformas como Twitch y YouNow, son algunos de los pocos que no han sentido el impacto causado por la COVID-19. La cantante pop, Megan Lenius, se ha asociado con Twitch durante casi tres años, y la transmisión en vivo es su principal fuente de ingresos como músico. Si bien no está ganando el dinero que los principales artistas ganan durante las giras, es contante y, a diferencia de los artistas que dependen de los ingresos del tour, no ha sido sacudida. «Es un buen momento para ser músico en línea”, dice ella. «Realmente lo es. Soy muy afortunada de haber podido quedarme donde estoy y no tener que estarme preocupando por una cosa y otra».

 

 

Para algunos artistas individuales, livestreaming ya está salvando sus tours cancelados. Emma McGann, una cantante pop de Reino Unido, ha estado viviendo de las transmisiones en vivo de su música por los últimos cinco años. Aumentando su seguimiento a través de YouNow y Twitch.

Ella tenía programado embarcarse en una gira de 21 fechas por Estados Unidos, sería su primera. Y se pospuso abruptamente la semana pasada. Originalmente planeaba completar el recorrido con el componente virtual, transmitir en vivo será ahora el evento principal. Estará transmitiendo shows en vivo desde Londres para compensar cada fecha pospuesta en Estados Unidos. Venderá un “Pase Virtual” de $24.00 dólares a sus fanáticos, que les dará acceso a todos sus próximos conciertos en línea, junto con otras ventajas como descuentos en mercancía.

“Siento que habríamos hecho una cantidad significante de dinero. Habiendo cancelado, hemos recibido un golpe financiero,” dice McGann. “Pero el livestreaming que pienso hacer definitivamente compensará eso. Salvó nuestros traseros, cien por ciento”.

La transmisión en vivo pagada ha sido históricamente menospreciada por el floreciente negocio de la música en vivo, pero ahora está siendo tomada mucho más en serio, como el mejor camino de la industria a futuro. Karen Allen, consultora tecnológica y autora de la guía Twitch for Musician, comentó a Rolling Stone que las transmisiones pasivas y bidimensionales han provocado bostezos en el pasado. Pero las plataformas de streaming basadas en la comunidad que alientan a los artistas a interactuar con sus fanáticos, están ganando fuerza.

“La gente se ha resistido a pagar cualquier contenido en línea”, dice Allen. “Aunque Coachella es una transmisión en vivo increíble, nadie va a pagar por eso. Existe la expectativa de que el contenido será gratuito en línea porque es premium”. Pero con la disminución casi total de los shows en vivo, señala Allen, cualquier opción es mejor que quedarse en casa en silencio. Tanto para los artistas como para los fanáticos, y puede que sea el momento de que los escépticos, sean influenciados.

Te puede interesar: Coronavirus contra la industria del entretenimiento.

En este articulo: Coronavirus,Livestreaming
http://rollingstone.mx/
Sushi Nights

Te puede interesar

Video