noviembre 5, 2020

Camilo Lara nos recuerda que América no es un solo país

El Instituto Mexicano del Sonido estrenó "My America is Not Your America" en colaboración con Graham Coxon de Blur.

Camilo Lara, fundador del Instituto Mexicano de Sonido, ya tiene todo listo para el lanzamiento de su siguiente álbum: D.F. Esta entrega, que estará disponible en enero de 2021, cuenta ya con el sencillo “My America is Not Your America”, en colaboración con Graham Coxon de Blur. Platicamos con este músico mexicano que está trascendiendo las barreras del idioma para presentar su concepto musical electro latino. 

El video del sencillo “My America is Not Your America” llegó a YouTube el pasado 23 de octubre. Este muestra escenas de las protestas en Estados Unidos por el movimiento Black Lives Matter, intercalados con imágenes de Lara en lugares importantes de la capital mexicana. Desde las canciones hasta la portada, el disco es un homenaje a la Ciudad de México.

Camilo comentó que en los últimos tres años ha estado trabajando en el álbum, y que este tema en específico lo comenzó al mismo tiempo que Donald Trump inició la construcción del muro fronterizo. Enfatizó que la canción es para demostrar que hay distintas “Américas” y que la suya sí es incluyente. “Entre todas las religiones y colores de piel, se viven realidades distintas en el continente”, nos dice. 

Inició como un mantra para recalcar las diferencias notorias entre el Estados Unidos privilegiado y la realidad distinta que viven los migrantes latinos en ese país. Cuando coincidió con Graham Coxon a través de conexiones en común, no dudó un segundo para invitarlo a trabajar con él y de esta manera, crear el sonido característico de la canción.

Lara

Camilo Lara habló del proceso creativo que llevó a cabo con el director del video musical de “My America is Not Your America”, Adam Neustadter. Cuando Lara estuvo en California trabajando en el documental sobre los seguidores ávidos de Morrissey al sur del estado, coincidió con Neustadter para más adelante pensar en la grabación del videoclip. Con escenas de las protestas a causa de la violencia injustamente ejercida por los policías hacia las minorías, el cineasta tomó las calles junto a los protestantes para grabar las escenas que aparecerían en el producto final.

Durante la pandemia, Neustadter viajó a México para trabajar las escenas del cantante y productor en el Mercado de Flores de Jamaica, la Plaza de Las Tres Culturas en Tlatelolco y la calle Madero. Estos sitios históricos de la capital mexicana son un reflejo del tema en sí, y mayormente del concepto del álbum D.F. . América tiene muchas caras y muchas capas de su historia, que vale la pena honrar y reconocer. 

Para Lara era importante que el tema saliera antes de las elecciones para la presidencia de Estados Unidos, pues se une a los artistas que quieren enfatizar el daño que han sufrido los ciudadanos y los migrantes que son expulsados y violentados por el gobierno estadounidense. El líder del Instituto Mexicano del Sonido mencionó que quería mostrar esos paralelismos históricos, pues cree, que los distintos movimientos sociales que se presentan en los noticieros son el origen del cambio que se necesita en la sociedad. 

Lara

Lara asegura que era importante para él hacer el video en ese momento, así como en el pasado hizo el de la canción “México” en el que mostraba escenas de violencia por la guerra contra el narcotráfico y marchas organizadas por los padres de los niños fallecidos en el incendio de la guardería ABC. “Se me hace el corazón chiquito pero creo que es un video poderoso, esperanzador, porque el cambio es emocionante”, declara el músico.

En el video de “México” Lará trabajó con Jonás Cuarón, de quien reveló sentir una gran admiración por su forma de trabajar, tan distinta a la suya. Cuando trabajó con Graham Coxon esperaba que el artista usara equipos específicos y de un calibre muy alto; para su sorpresa, el integrante de Blur le demostró que no es el instrumento lo que hace al músico, si no las manos que lo tocan. Agradeció la experiencia de coincidir artística y mentalmente con Coxon, pues admira mucho su trabajo.  

Sobre el álbum, Camilo Lara dijo que cada canción es parte de un ideograma. Desde la portada, diseñada por Oscar Reyes, tiene una representación simbólica de cada tema, conectadas con la cultura de la capital mexicana. El diseño de la portada de D.F. es un formato de códice que representa a la tierra, el cielo y el agua. Lara menciona que el agua hace alusión a las chinampas en Xochimilco, la tierra a los elementos más modernos de la capital como la calle Reforma y que el cielo es la conexión más reciente, entre elementos como el Ángel de la Independencia y el Internet. Es su manera de honrar a los años de historia que recubren a la Ciudad de México.

Te puede interesar: El poder de la música en las elecciones

También nos habló de cómo la ciudad ha tenido cuatro nombres distintos en toda su historia, y que cada uno representa una etapa importante de cambio en la misma. Quiso que esta nueva entrega musical demostrara a México “como si aún tuviera un pensamiento ideográfico”.

Lara tampoco es inmune a los efectos que la pandemia por COVID-19 ha tenido en la industria musical. Aunque ha producido muchísima música para otros artistas durante el distanciamiento social, no ha logrado conectar con su propia obra más allá de D.F.

Lara sigue viendo hacia su futuro y sobre todo, al del Instituto Mexicano del Sonido. Después de seis discos y más de 10 años de carrera como productor y artista, asegura que seguirá hasta el cansancio. “Mientras me inspire lo que me rodea, no voy a cambiar”, concluye.

Mira el video de “My America is Not Your America” aquí:

Sushi Roll

Te puede interesar

Video