marzo 18, 2021

Bomba Estéreo nos platica sobre ‘Deja’, su próximo álbum de estudio

El material fue grabado antes de la pandemia, con un concepto descrito por la banda como una "premonición no intencional, pero acertada".

Bomba Estéreo anunció el lanzamiento de su próximo material discográfico, Deja, para primavera de 2021. Se trata de su sexto álbum de estudio, siendo el primero en cuatro años, desde Ayo en 2017.

Estará dividido conceptualmente en cuatro momentos, representando los cuatro elementos: agua, aire, tierra y fuego. Cada uno será considerado un EP con tres canciones diferentes, los cuales se unirán bajo el mismo nombre, conformando el álbum de larga duración, Deja.

Toda su temática gira en torno a la naturaleza y la conexión del ser humano, los cuales son temas fundamentales para los fundadores de la banda: Li Saumet (cantautora) y Simón Mejía (compositor, bajista y sintetizadores). Ambos están muy conectados con el cuidado del medio ambiente, y en esta ocasión, su próximo material no sólo refleja el crecimiento de ambos como músicos e integrantes de Bomba Estéreo, sino a nivel personal.

Instagram Bomba Estéreo

Deja fue producido por Li y Simón, y mezclado por Damian Taylor (productor seis veces nominado al Premio Grammy, quien ha trabajado con artistas como Björk y Arcade Fire). Este febrero lanzaron Agua, el primer EP que contiene los sencillos «Agua», «Deja» y «Soledad«. La canción que titula al EP cuenta con la participación de la cantautora colombocanadiense, Lido Pimienta (ganadora del Premio Polaris en 2017), y con el dúo afrocubano OKAN. El video fue dirigido por Li y Jhoy Suarez, filmado en la costa colombiana.

«El video viene de una idea que tuve sobre un ritual, entrando a un mundo paralelo en el que nos encontramos con una conexión más profunda con la naturaleza, de un modo más surreal y femenino», explicó Li. «Quería comenzar el álbum con esta energía femenina, cada mujer representa un elemento distinto de la naturaleza. Para mí, también se trata del lugar en el que vivo, en donde las montañas se encuentran con el mar».

La banda colombiana es identificada bajo el género de electro folk dance, fusionando de igual manera el rock, reggae y reggaetón alternativo, mientras añaden el característico sonido del Caribe de su país de procedencia, como con melodías de cumbia y champeta.

Bomba Estéreo ha generado impacto en la escena musical alternativa desde su éxito de 2012, Elegancia Tropical, el cual fue nominado al Premio Latin Grammy a Mejor Álbum de Música Alternativa. Sus sucesores, Amanecer (2015) y Ayo (2017), también fueron nominados al Grammy, posicionando a la banda en salas de Nueva York, París y Tokio.

Desde el 2020, la banda inició las grabaciones de Deja. Antes de la pandemia, Li y Simón, junto con una comunidad de colaboradores, se reunieron en la casa de playa de Li, en Santa Marta. Como parte de la inspiración del material, estuvieron en contacto con la naturaleza, ubicándose en la costa del Caribe de Colombia, en donde las montañas de la Sierra Nevada se encuentran con el mar.

Te puede interesar: Coachella se mueve supuestamente a abril de 2022

No obstante, Deja nació desde el 2018, en el bus de su gira, Jungla Tour. «Era nuestra última gran gira como banda», recuerda Simon. «Fuimos a casa pensando que nuestro siguiente tour sería aún más grande, pero luego llegó la pandemia». Ese año cerraron en Estados Unidos, con la gira más exitosa de su carrera musical.

Bomba Estéreo se presentó más de 60 veces durante el 2018, entre festivales y conciertos prestigiosos como Lollapalooza París, Open’er en Polonia, BBK en Bilbao, Bottlerock en California, Estéreo Picnic en Bogotá, entre otros. Durante todo ese año, vendió casi 50 mil boletos en 33 conciertos como artista principal, incluyendo 22 sold out.

Instagram Bomba Estéreo

Saumet y Mejía nos dieron detalles de la creación de Deja, ahondando en las temáticas fundamentales en las que se inspiraron para la composición de sus piezas, las colaboraciones que realizaron con diferentes talentos y la manera en que trabajaron el proceso creativo, incluyendo la producción que ellos mismos llevaron a cabo para el álbum.

¿Cómo nació la idea de hacer un álbum seccionado para formar una unidad?

Li: Sentimos que a veces, y sobre todo ahorita, el ser humano tiene maneras de actuar muy especificas, como si fuéramos una máquina o un producto. Queríamos que este álbum fuera más artístico y natural.

El álbum está dividido en cuatro EPs de tres canciones diferentes. ¿Por qué fue pensado así? 

Li: Hoy en día es casi como si se dijera, ‘tiene que salir un sencillo, tiene que salir un EP’. Yo, ni siquiera los llamaría EP, sino tiempos, casi como imitando a la naturaleza. La naturaleza tiene sus tiempos y no va corriendo, no dice, ‘Mañana tengo que sacar una lluvia’, sino pasa lo que tiene que pasar. Lo mismo pasa con el arte, no puede ser apresurado. Todo este disco fue así, se dió de una manera muy orgánica e igual lo hicimos en la naturaleza, y todo eso dió a pie a que el mensaje se dividiera en los cuatro elementos, para crear un balance.

¿Nos pueden platicar más a fondo sobre la temática? Aparte de la conexión del ser humano con la naturaleza, ¿qué otros temas hay dentro del material?

Simón: Las canciones no necesariamente hablan sobre los elementos, éstos fueron una manera conceptual de reforzar el tema de la conexión con la naturaleza. El disco tiene muchas temáticas, pero la manera en la que agrupamos las canciones una vez que estaban hechas, era relacionándolas al elemento con el que compartían una energía. Hay unas que son explícitas, por ejemplo, “Agua” que es una canción sobre el agua, pero hay otras que son relaciones sutiles que nosotros hicimos para poder enganchar con todo ese tema de la conexión y la desconexión que hay hoy en día —y desde hace mucho tiempo. En el álbum hay temáticas de todo: amor, conexión, desamor, soledad… sólo que entre ellas siempre está relacionada la energía de los elementos.

La canción «Deja», que le da el título al disco, habla sobre la depresión. ¿Cómo lograron abordar un tema de este estilo y convertirlo en todo lo contrario?

Li: Creo que la depresión es un estado por el que todos hemos pasado en algún momento, algunos más fuerte que otros. Es un tema del que no se habla mucho o si se habla, es muy mediático. Siento que la música es esa herramienta que entrega un mensaje directo, y al mismo tiempo, lo puedes bailar, como si fuera un ritual. Ayuda que puedas escuchar un mensaje positivo hacia ese tipo de sentimientos que tenemos, que no tienen que ser el amor o la alegría, sino la tristeza o la depresión, que son parte de nuestra vida también, de lo que somos y vivimos. Si no lo expresamos y no lo sentimos, no lo superamos.

Esa canción la hice con Lido Pimienta. Las dos tuvimos una experiencia muy fuerte con la depresión, con personas muy cercanas a nosotras. Me parece importante que entre más herramientas hayan para que la gente pueda sentir algo de lo que se pueda agarrar, mejor.

Simón: Está comprobado que la música ayuda a sanar, y la manera en que la gente se conecta con ella es más fuerte que con cualquier arte. Es una terapia que ayuda en los momentos difíciles de la vida, a salir de cosas o recordar. Es un motor emocional muy poderoso y nosotros cuando hacemos música somos muy consientes de eso, que puede ser un vehículo para sanar a las personas, para reconectarlas y traer cosas positivas.

¿Extrañan irse de gira y tener presentaciones? 

Li: No mucho. Por un lado, cuando estás en una presentación, es una sensación muy poderosa que te transforma, pero cuando estás en casa no piensas en ello. Simón y yo llevamos mucho tiempo viajando, como 12 o 13 años, así que este descanso ha sido algo que necesitábamos. Creo que lo hemos apreciado y agradecido mucho. Estar sin tocar obviamente es difícil, porque lo fuerte de una banda es tocar en vivo, pero siento que está bien tener este momento y cuando vuelva la música va a ser algo muy bonito, porque la gente va a estar mas abierta a lo que venga.

Simón: Ahora que todo es a través de Zoom y pantallas, te das cuenta que no pasa lo mismo que en un concierto, en donde la interacción humana es muy fuerte y la energía se siente, tanto como público como banda, porque es un intercambio entre ellos y ahí es el único lugar en donde puede sentirse la magia. Con la pandemia, se puso más fuerte la mediatización con las pantallas, pero todos seguimos pensado que necesitamos ir a tocar o ver a grupos tocar. Ya ha sido mucho tiempo a través de Zoom y yo creo que la gente ya quiere bailar y sentir. Espero que nunca se olviden, porque si eso pasa, ya entraríamos como a la ciencia ficción.

¿Cómo trabajaron el proceso creativo del álbum?

Simón: Fue muy lindo todo lo que pasó con este álbum porque pudimos acabarlo juntos, antes de que pasara todo esto. Lo acabamos en un lugar muy especial que es un estudio en donde vive Liliana, en la Costa de la Sierra Nevada. Fue casi un mes y medio, y en enero de 2020 terminamos de grabar y volvimos a casa. Como al mes sucedió la pandemia. Yo pienso que si no lo hubiésemos hecho así, no hubiese sido lo que es.

Entonces, toda la temática de la conexión y otras cosas, ¿fue hecha antes de la pandemia y encajó con la situación? 

Li: Exacto, fue fuerte porque fue como prever lo que venía. Nosotros ya teníamos una gira durante todo el año, en Estados Unidos, Europa, Latinoamérica. De hecho, el show iba a ser como que todo el mundo se iba a acabar y en algún punto nos daban una oportunidad a ver si tomábamos mejores decisiones, y pues en nuestro concierto sí tomábamos buenas decisiones y el mundo renacía. Pero fue muy fuerte tener ese plan y que luego pasara esto.

Fue lindo también porque fue un álbum colectivo, con mucha gente involucrada que puso algo muy importante de sí mismo. Creo que desde la persona que nos hizo el sonido, la que tocó los tambores, la que cantó y hasta la que mezcló el disco, tuvieron ese sentimiento real que se hace notar en este álbum. 

¿Cuántos colaboradores hubieron dentro de la creación de este álbum?

Li: Realmente el disco lo hicimos entre nosotros, la banda, y sin productor. Algunos productores pusieron pistas, pero fue más bien algo de la banda. Las colaboraciones de cantantes fueron como seis o siete.

¿Nos pueden contar sobre su diseño artístico? 

Li: El arte lo hizo una artista que queremos mucho, se llama Orly Anan, es colombiana pero ahorita está viviendo en México. Le dijimos que no queríamos que fuera algo hecho en estudio, sino en la naturaleza, y ella llevó todas sus cosas al lugar elegido, que fue Tulum. Eso sí fue en plena pandemia, así que fue algo difícil pero muy bonito. La fotografía es de Camila Falquez, otra amiga nuestra que es increíble. 

Creamos este concepto artístico que cada vez tiene más sentido. Son las fotos de Camila con el arte de Orly, con estos personajes reales que no existen, como si fuera otro mundo.

Instagram Bomba Estéreo

¿Es la primera vez que ustedes producen su material o ya habían tenido experiencia previa? 

Simón: No, al comienzo lo hacíamos. Cuando entramos con Sony, los primeros dos discos los hicimos con productores, Amanecer y Ayo, pero de resto siempre éramos nosotros y ahora volvimos a nuestra esencia. Este álbum fue interesante porque no hubo un productor detrás, sino colaboradores, incluyéndonos a nosotros. Es como un álbum comunitario, y mucha gente puso su energía en todas partes: producción, cosas vocales, instrumentos…

Te puede interesar: Siddhartha nos cuenta cuál es su «Brújula» en este 2021

¿Notaron alguna diferencia en cuanto al proceso creativo en el que se adentraron para la realización de Deja?

Li: Claro, primero, que tuvimos tiempo. Yo creo que ahorita se viene este álbum y luego otro y otro, porque en verdad antes no teníamos tiempo para componer. También en este punto del proceso, con la disquera y nuestro arte, siento que volvimos a lo esencial y [a] lo que nos hizo ser la banda que somos. Obviamente, los dos discos anteriores son maravillosos y nos [sirvieron] para saber hasta dónde estamos dispuestos a llegar para mantener nuestro arte y nuestros mensajes para la gente. Ahora es increíble poder decir, ‘Estamos haciendo lo que queremos hacer. Cosas más artísticas, en vez de comerciales’. 

Me acuerdo que tuvimos una conversación con Simón y él decía, ‘Bueno, ¿pero qué hacemos con los productores?’, y yo le decía, ‘Pero si no hay mejor productor que tú, hagámoslo nosotros’. Es nuestro arte, nosotros somos el canal, y si a nosotros nos gusta lo que va a suceder, pues ojalá a la gente le guste.

¿Podrían decir que este nuevo álbum es el material que más los identifica como banda?

Simón: Lo que pasa con los álbumes es que marcan los periodos de tu vida, y este muestra lo que vivimos ahora y lo que vivimos al hacerlo. Cada álbum es un retrato de tu vida en ese momento y de todo lo que ya sabes.

Li: No hubiésemos llegado hasta aquí si no hubiésemos hecho Estalla, Elegancia Tropical, Amanecer, Ayo. Esos discos nos mostraron qué queremos y qué no queremos hacer, para dónde queremos ir y para dónde no. Yo creo que es una evolución y así tiene que ser la música, tanto para el artista como para la gente que lo escucha. 

Y en cuanto a las experiencias que tuvieron durante la creación del álbum, ¿cuál sería la mejor de cada uno?

Li: La convivencia. Estar ahí todos, levantándonos para hacer música y acostándonos pensando en música. Estar sólo nosotros en un lugar donde vimos delfines, nos metimos al mar, fuimos al río… Lo más bonito para todos es que quedamos muy agradecidos por ese espacio tan puro, donde te puedes inspirar con gran facilidad. 

Simón: Y el mar, porque cuando tú te levantas, el mar tiene algo muy poderoso al ver su horizonte tan abierto, y entonces tu cabeza comienza a funcionar y a fluir. Cuando estás en la ciudad, todo está comprimido y tienes bloques que no dejan que tu visión viaje. Creativamente, fue muy bonito y muy inspiracional. 

Instagram Bomba Estéreo

¿Es la primera vez que han hecho este tipo de viaje para grabar un disco? 

Simón: No, en Ayo lo hicimos un poquito, pero no estaba toda la banda, y ahorita sí estábamos todos juntos. 

Li: Y en Elegancia también. Claro que no de esa manera. Esta vez estuvimos en un lugar en frente del mar y que se hizo específicamente para eso. 

Simón: Los estudios más cheveres de grabación son en lugares así, en donde puedas estar sin distracciones de ciudad y en contacto con la naturaleza. 

¿Hay algún mensaje que quieran darle a los lectores o al público de Bomba Estéreo?

Li: Es importante que el arte se convierta en mensajes positivos, sobre todo en estos momentos. También en la música latina, que lo necesitamos tanto.

Simón: Siento que, estos momentos difíciles que está pasando el mundo son para crear y cambiar esa negatividad, para transformarla en positivo. Debemos pensar que esto malo que está pasando ahora, es para que construyamos un mundo mejor. Replanteemos muchas de las cosas que sabemos que ya no funcionaban, y no están funcionando, en el mundo y salgamos adelante con ayuda del arte y otras cosas. 


Después de esta plática, inmersa en la conexión y espiritualidad existente entre la naturaleza y los seres humanos, podemos determinar que Deja es un álbum que transmite emociones radicales y diversas, pero siempre de una manera positiva. Lleva lo mejor del Bomba clásico, como en Elegancia, y muchos elementos de composición nuevos que incorporaron todos los colaboradores.

A pesar de que fue creado antes de la pandemia, el alargamiento de la misma le dio a la banda mucho tiempo para producirlo y mezclarlo, fortaleciendo la intención y el mensaje que desean transmitir para su público.

Bomba Estéreo utiliza su música como un canal de sanación, y hoy más que nunca, sabemos que es algo que necesitamos. Como dice Li: «Hicimos este álbum para que lo puedas bailar en una discoteca, pero a la vez tiene un significado más profundo. Está hecho para bailar perreo con conciencia».

Escucha «Agua», «Deja» y «Soledad», del primer adelanto de Deja, abajo.

En este articulo:
Sushi Roll

Te puede interesar

Video