abril 10, 2021

The Beatles: 51 años de que Paul McCartney anunció su separación

Después de ocho años de redefinir la industria musical y posicionarse como una de las mejores bandas de la historia, "los fabulosos cuatro" se desintegraron sin un comunicado oficial, dejando al mundo en incertidumbre.

El cuarteto de rock originario de Liverpool, conformado por John Lennon, Paul McCartney, George Harrison y Ringo Starr, había alcanzado hasta lo inimaginable con su música, pero en 1970, el año de lanzamiento de dos de sus mejores álbumes Abbey Road y Let It Be, los miembros del grupo decidieron descontinuar su camino como agrupación.

La noticia se dio a conocer el día 10 de abril de 1970, en la portada del tabloide británico Daily Mirror, con el titular “Paul abandona a The Beatles”. El medio sensacionalista publicó esta nota—junto a una entrevista realizada a Paul McCartney—en donde el artista hablaba sobre su primer álbum como solista (McCartney) y su motivación para realizar este proyecto fuera de la banda. 

Imagen

Sus respuestas no daban mucha claridad respecto al contexto del grupo, pero insinuaban un rompimiento, por lo que los periodistas de distintos medios y los fanáticos desconcertados, no tardaron en llegar al edificio de Apple (el sello de la banda), en busca de una respuesta contundente. 

Mientras el caos sucedía, el resto de The Beatles se enteró de la noticia de forma repentina y no dieron una respuesta inmediata al respecto. Sin embargo, John Lennon tomó la declaración de su excompañero como algo inaceptable y decidió dar su propia versión al periodista Ray Connell, diciendo que desde septiembre él había decidido dejar el grupo y que el mérito no era de Paul. 

La ira de John se debía a que creía que él mismo tendría que haber anunciado la disolución de la banda, ya que él fue quien la creó. Sin embargo, era claro que el sueño ya había terminado para todos y que el anuncio de Paul, simplemente fue lo que lo oficializó. “Ringo salió primero, luego George, después John. Yo fui el último en irme”, comentó McCartney a un periódico durante la época.

El comienzo del fin

A pesar de ser esta la primera información pública que supusiera el rompimiento del cuarteto, los demás integrantes—como lo mencionó McCartney—ya habían expresado su deseo de dejar la banda y Ringo Starr fue el primero en hacerlo. Pero, ¿cuál fue la razón de esta separación? ¿Por qué comenzaron a tener tensiones los integrantes de esta sensación mundial? ¿Cuáles fueron sus diferencias?

En 1966, Ringo, George y John, convencieron a Paul de tomarse tres meses de descanso y dejar de tocar música en vivo. Durante ese tiempo, John consideró por primera vez la posibilidad de tener una carrera y vida después de The Beatles. “Estuve pensando, ‘este es el final, no habrá más giras. Eso significa que habrá un espacio en el futuro…’ Ahí fue cuando comencé a considerar cómo sería la vida sin The Beatles y cuando sembré la idea de tener que salir de alguna forma sin ser sacado por los otros. Pero nunca pude salir de ese palacio, porque era muy aterrador”, comentó Lennon, según el artículo escrito por Mikal Gilmore para Rolling Stone.

Muchos acusan a Yoko Ono y a Allen Klein, el nuevo mánager de la banda que exigía el 20% de las ganancias, de ser los culpables de este rompimiento; pero en realidad, fueron una serie de factores los que lo ocasionaron.

La dinámica interna funcionó con la perfecta mancuerna de composición entre Lennon y McCartney, hasta que en agosto de 1967, falleció Brian Epstein. Fue ahí cuando comenzaron los problemas grupales, debido a que consideraban a Epstein como el quinto beatle que los mantenía unidos, y con su muerte, «los fabulosos cuatro» se tuvieron que enfocar en aspectos que iban más allá de su música. Seguido a esto, Paul intentó tomar el mando y encaminar al cuarteto hacia un nuevo rumbo, pero a la par, comenzó a acrecentarse la competitividad y las diferencias entre él y Lennon.

Tras un viaje de meditación en Rishikesh, India, John decidió separarse de su entonces esposa Cynthia y comenzar una relación con la artista Yoko Ono. Este nuevo romance obstaculizó las colaboraciones entre los líderes de The Beatles para componer, ya que Yoko Ono comenzó a trabajar de la mano de Lennon; mientras tanto, los demás integrantes de la banda también comenzaron a tener proyectos en paralelo. Ringo Starr formaba parte de la filmación de la cinta The Magic Christian, John Lennon tenía un proyecto artístico en conjunto con Yoko Ono titulado Unfinished Music No. 1: Two Virgins y Unfinished Music No. 2, y Harrison trabajó en nuevas piezas, que solían ser ignoradas por el resto de la banda.

Te puede interesar: Yoko Ono: Los últimos años

Después de haber estado dispersos en otros proyectos y de haber pausado por un tiempo sus conciertos en vivo, la agrupación decidió volver con “Get Back” a tocar frente a un gran público de nuevo en el Roundhouse, un famoso recinto de la época ubicado en Londres. Pretendían filmar sus ensayos y transmitirlos por televisión, pero el resultado no fue muy favorable, ya que Ringo, John y George comenzaron a dudar de la idea, mientras McCartney los juzgaba por no trabajar y no ayudar en las sesiones. En ese momento, la comunicación entre los integrantes no era buena, Lennon era adicto a la heroína y estas transmisiones fueron el indicio de una posible separación.

Posteriormente, Harrison tuvo algunas discusiones con Lennon y entre sus diferencias, tocaron su último concierto como banda el 30 de enero de 1969 en la azotea de Apple Corps.

The Beatles acordó que en Abbey Road, Lennon, McCartney y Harrison, tuvieran el derecho de componer cuatro canciones respectivamente, mientras que Ringo Starr tuviera solo dos. No obstante, tiempo después John Lennon se arrepintió de esa decisión y anunció que terminaría con la agrupación, pero esta noticia se mantuvo varios meses silenciada por su firma. 

Durante ese tiempo, se negociaba el lanzamiento de Let It Be y del primer disco en solitario de McCartney; sin embargo, Allen Klein (el nuevo ménager de The Beatles) no llevaba una buena relación con Paul, así que cuando la banda le sugirió a McCartney cambiar la fecha de lanzamiento de su primer disco para darle espacio a la publicidad que tendría Let It Be, su respuesta fue la repentina declaración que le dio a la prensa, en donde insinuaba el final de The Beatles.

Después de The Beatles

En un principio, el álbum debut de Paul McCartney no recibió buenas críticas y los fanáticos lo señalaban como el culpable de separar la banda. Al mismo tiempo, John comunicaba en los medios una pésima imagen de su examigo y compañero, que empeoró cuando McCartney decidió demandar a The Beatles, para evitar que Allen Klein recibiera el 20% de sus ganancias.

La riña entre ambos continuó durante un tiempo, haciéndose evidente en las letras de algunos de sus temas incluidos dentro de sus discografías, como en “How Do You Sleep?” de Lennon (Imagine, 1971), en donde dice que lo único que hizo Paul fue escribir “Yesterday” y en “Too Many People” (Ram, 1971), incluida en el siguiente álbum de McCartney.

Todos los integrantes del grupo continuaron con sus exitosas carreras como solistas y ocasionalmente se juntaron en algunos eventos para tocar y crear música. El disco de Starr titulado Ringo tuvo la participación de todos los ex beatles; Lennon, Harrison y Starr, tocaron juntos en diversas ocasiones; y en 1974,  John y Paul se juntaron en un estudio de Los Ángeles para tocar música. La amistad entre los últimos terminó sanando y la música y legado del cuarteto de Liverpool, continúa aún traspasando las fronteras y los tiempos.

Te puede interesar: Lennon, la última entrevista

En este articulo:
Sushi Roll

Te puede interesar

Video