La leyenda del rock promete un espectáculo inolvidable en la primera edición de Domination.

POR Miguel H. Zetter

Por primera vez en su prácticamente medio siglo de carrera, desde que fue descubierto por Frank Zappa, Alice Cooper llega a la Ciudad de México cerrando el majestuoso cartel del festival Domination  que se llevará a cabo este 3 y 4 de mayo en el Autódromo Hermanos Rodríguez.

 

Con una extraordinaria impresión del público mexicano a dos años de su actuación en Monterrey, el amo y arquitecto del shock rock confiesa que el espectáculo no depende sólo de él, hay muchas cosas antes que son claves para la vivencia de actores y asistentes. Con esa transparencia y ánimo por hablar del tema, el oriundo de Detroit, Míchigan compartió un poco del guion de lo que, sin duda, será una de las mejores experiencias que nos deje el rock en su historia.

 

“No puedo esperar a que esto empiece. Es la primera vez que estaremos en la Ciudad de México; yo había venido un par de ocasiones, por compromisos personales. La experiencia con la gente de México en el tour anterior fue extraordinaria; lo que vivimos en Monterrey fue increíble. Pero ahora estamos ansiosos y emocionados porque tenemos la oportunidad de presentar el mejor show que hemos tenido en una ciudad en la que, como mencioné, nunca hemos estado", dijo Cooper sobre la presentación que ofrecerá la noche del sábado 4 de mayo.

 

"Vamos a vivir algo sumamente teatral, con mucho movimiento escénico, un gran número de elementos que interactúan todo el tiempo y van metiendo a las personas a esta obra musical. La actuación no nada más es de la banda, nosotros seguimos un patrón que hemos planeado a detalle y desde hace tiempo, la coordinación musical, visual y de interpretación es perfecta, cada quien sabemos lo que debemos hacer y en qué momento, no hay sorpresas arriba del escenario; pero en el show de Alice Cooper, el público es quien da sentido y ritmo al guion; son los que hablan, los que gritan, los que se mueven, simplemente son los que expresan lo que van sintiendo; y para lograrlo, necesitamos ser y hacer lo mejor", agregó.

 

"Por eso puedo decirte que Nita Strauss es la mejor guitarrista de la actualidad y Glen Sobel es un baterista fuera de lo común. En fin, tengo a la mejor banda en nuestra historia. La sincronía que hay en el show no sufre cambios importantes porque sería volver a acomodar todo, y cuando digo todo, estoy hablando desde una caja hasta una pantalla, amplificadores, botes, caminos para los actores, movimientos, secuencias de luces y de efectos; por eso comentaba que todo está planeado y organizado con mucho tiempo. Quien conoce a Alice Cooper no se va a decepcionar porque vamos a tocar lo que esperan, lo que le ha dado sentido a la marca: 'Billion Dollar Babies', 'Under My Wheels', 'I’m Eighteen', 'No More Mr. Nice Guy', 'Poison' y el símbolo, 'School’s Out', entre muchas otras. Y para quien no conoce a la banda, lo iremos involucrando en esta experiencia teatral para que pase uno de los mejores y más felices momentos de su vida”, comenta Alice Cooper sobre los músicos que lo acompañan durante su gira.

 

¿Qué tanto se puede aprender en cinco décadas dedicadas a la música?, ¿qué tanto se ha enseñado en 50 años dentro del rock? “Hay que ser original, buscar y explotar tu propio estilo. Nunca dejarán de existir las influencias, pero es muy diferente la formación que te dan grupos, estilos y hasta otras expresiones de arte, a pensar en que todo lo tienes que hacer para poder ser como alguien. Las bandas que se han mantenido hasta arriba son las que han encontrado su sello, se han aferrado a él y enseñan a los demás que para llegar, tienes que hacerlo siendo auténtico y para quedarte, tienes que hacerlo siendo fiel”, concluye Cooper.