Suscríbete  
Marzo 29, 2019

Agnès Varda, la madre de la Nouvelle Vague, murió a los 90 años

La directora estuvo al frente de cintas como 'Cléo de 5 a 7', 'Vagabond' y 'The Gleaners & I'.

POR Daniel Kreps

Foto: Daniel Dal Zennaro/EPA-EFE/REX/Shutterstock

Agnès Varda, "la madre de la Nouvelle Vague", que pasó siete décadas como cineasta y documentalista pionera, murió a la edad de 90 años.

 

"La directora y artista Agnès Varda murió en su casa la noche del jueves 29 de marzo, por complicaciones de cáncer", dijo la familia de Varda en un comunicado a la AFP.

 

"Estaba rodeada por su familia y amigos", dijo la familia en un comunicado. El Festival de Cine de Cannes tuiteó, "Tristeza inmensa. Durante casi 65 años, los ojos y la voz de Agnès Varda encarnaron el cine con una inventiva infinita. El lugar que ocupaba es insustituible. A Agnès le encantaban las imágenes, las palabras y las personas. Ella es una de esas personas cuya juventud nunca se desvanecerá".

 

Nacida en Bélgica, Varda, quien estudió historia del arte, pasó su adolescencia y los primeros años de sus veintes practicando fotografía antes de dedicarse al cine, impulsada en parte por su amistad con otros cineastas como Chris Marker y Alain Resnais; después de que lanzó su primer largometraje Le Pointe Couture en 1955, cuando tenía 25 años, Varda admitió que sólo había ido al cine una docena de veces.

 

“No tenía ningún conocimiento en absoluto, ningún conocimiento de películas. He visto pocas películas. No sabia nada. Yo estaba interesada en la pintura y el teatro en ese momento. Luego aprendí y fui a ver películas", dijo Varda a The Believer en 2009.

 

“Cuando comencé, no sabía que quería ser cineasta. Empecé, hice una película. Luego, cuando terminé, dije: "Oh, Dios mío, es tan hermoso. ¡Debería ser una cineasta!".

 

La segunda película de Varda y su largometraje de ficción más famoso, Cléo de 5 à 7 de 1962, se considera una obra maestra de la nueva ola francesa (Nouvelle Vague): "La primera película completamente lograda por la mujer que se convertiría en la primera directora femenina de su generación", escribió la crítica de cine Molly Haskell sobre la película en 2000.

A lo largo de una carrera que abarcó casi 25 películas y documentales, evitando a Hollywood en busca de su propia vocación cinematográfica, Varda también dirigió películas aclamadas por la crítica como el cortometraje-documental Black Panthers de 1968, Vagabond de 1984, Jacquot de Nantes de 1991 —una película biográfica sobre la infancia de su difunto esposo, el director de The Umbrellas of Cherbourg, Jacques Demy— y The Gleaners and I de 2000, reconocido como uno de los mejores documentales del siglo XXI.

 

Varda, también apodada "la reina del cine francés", recibió una Palme d'Or honorífica en el Festival de Cine de Cannes en 2015. "Su obra y su vida están impregnadas del espíritu de libertad, el arte de hacer retroceder los límites, una determinación feroz y una convicción que no soporta obstáculos. En pocas palabras, Varda parece capaz de lograr todo lo que quiere", dijo el Festival de Cine de Cannes en ese momento.

 

En 2017, Varda se convirtió en la primera cineasta en recibir un Óscar honorífico. Ese mismo año, su cinta Faces Places —que codirigió con el artista francés JR— fue nominada al Óscar a la Mejor Película Documental; a los 89 años, fue la nominada más longeva en la historia de los premios.  "No hay nada de qué estar orgullosos, sino felices. Amo mi propio trabajo y lo he hecho durante tantos años, así que no lo hice por honor o por dinero. Mis películas nunca ganaron dinero", dijo Varda sobre la nominación.

 

A principios de este año, Varda completó la realización de su película final, el documental biográfico Varda By Agnès. La película se estrenó en el Festival de Cine de Berlín en febrero.

 

pressreader MAGZTER