Daniel craig es identificado en el medio cinematográfico por ser un tipo reservado, casi circunspecto. Durante el rodaje de Spectre (2015) en la Ciudad de México, el británico siempre manifestó un apariencia discreta. Tanto en el rodaje como en la gran premier en el Auditorio Nacional. “No soy una persona parlanchina. Al contrario, no me gusta hablar con la gente. Con quien lo hago es con mi esposa [Rachel Weisz] nada más”, nos dice un sorpresivamente amable Craig antes de iniciar nuestra entrevista a propósito del lanzamiento de Sin tiempo para morir, la quinta y última producción de James Bond interpretada por Daniel Craig. “He realizado cinco películas. Creo que son suficientes. Con esta última cinta creo que hemos logrado cerrar varias líneas argumentales que han surgido a través de los títulos que he protagonizado. 

Todo empezó con Casino Royale (2006) y estoy seguro que ahora es el tiempo apropiado para retirarme de la saga. Probablemente debí haber abandonado el personaje antes, pero por alguna razón finalmente ahora es el momento adecuado. No sabemos como reaccionará el público con esta última película, pero les puedo decir que para mí representa un viaje muy emotivo. Me siento muy orgulloso de mi trabajo realizado en estas cinco producciones”, declara Craig contundentemente. 

Te puede interesar: Escucha "No Time To Die" de Billie Eilish.

La cita para entrevistar al protagonista se pactó en un distinguido hotel del área de Soho en la ciudad de Nueva York. Y aunque esperábamos al usual mesurado Craig, nos topamos con un afable actor dispuesto a hablar prácticamente de todo. Probablemente su partida de la saga lo haya estimulado a charlar más sobre su trabajo. “Honestamente, pensé que Spectre sería mi última participación como James Bond pero por alguna razón surgió la idea de contar una historia más. Había una necesidad de poder cerrar el viaje emprendido con Casino Royale. Pasó algo particular en el rodaje de Spectre, y es que tuve un accidente donde me fracturé una pierna, por lo que no sabía si físicamente estaba capacitado para hacer una película más de la serie. Son proyectos muy demandantes.

Acordé con los productores tomarme un tiempo para descansar y pasarlo con mi familia, para después replantear qué haríamos en esta última película”, confiesa Craig sobre los motivos que lo llevaron a colaborar en un título más. Sin embargo, también es reconocido en la industria de Hollywood el poder de convencimiento que poseen Barbara Broccoli y Michael G. Wilson, un dúo que representa algo así como una “fuerza de la naturaleza” en el renglón de la producción. 

Broccoli no iba a dejar ir tan fácil a Craig, a quien ha descrito como el actor ideal para caracterizar al espía internacional. Una elección que hizo la misma productora y de la cual ha manifestado sentirse muy orgullosa. Otros aseguran que la oferta económica realizada al intérprete era demasiado jugosa como para dejarla ir. En fin, lo que sí es un hecho es que Sin tiempo para morir marca la despedida definitiva de Craig en el icónico rol. 

“Desde Casino Royale tenía una fantasía como actor sobre la manera en la que el personaje navegaría en estas historias que hemos contado a través de los años. Creo que en Sin tiempo para morir se cumple esa ilusión, por lo menos para mí. Veremos qué sucede con la audiencia. De una manera muy especial, este título se conecta con las anteriores”, agrega el inglés quien también dice ser un colaborador muy cercano con los productores en el terreno creativo de la película. La opinión de Craig tiene un peso considerable a la hora de armar el equipo creativo que laborará en la misión.

Digamos que no se trata de un actor más contratado por un importante estudio, sino de un inquieto artista con el deseo de hacer la mejor película del género. “Si vas a dedicarte a hacer películas, no hay mejor experiencia que participar en esta saga”, afirma Daniel Craig, James Bond.