agosto 28, 2020

The Mavericks, 30 años aprendiendo a disfrutar del momento

"Siento que hemos cumplido con nuestro deber", nos dice Raúl Malo, líder de la agrupación desde sus inicios.

The Mavericks es un acto único en su especie. La fusión de los sonidos oriundos de Estados Unidos con la tradición latinoamericana, los ha llevado al éxito global y a convertirse en la agrupación emblema del rock country. Millones de álbumes y sencillos vendidos, un premio Grammy en la bolsa y 30 años de carrera, es el resumen de una vida de éxito, pero esta banda aún tiene mucho que contar.

En su 30 aniversario, The Mavericks ha decidido crear un proyecto muy especial: su primer álbum de estudio completamente en español, en el que la agrupación se ha tomado la libertad de explorar sus raíces latinas, mezclando temas inéditos con clásicos de la música en español.

Raúl Malo, líder de The Mavericks, reveló en entrevista a Rolling Stone México el proceso detrás de En español , el gran significado de la nueva colaboración entre la banda y el legendario acordeonista texano, Flaco Jiménez, los cambios que ha atravesado The Mavericks en estos 30 años de carrera, y mucho más.

¿Cuál fue el proceso para escoger los temas que serían parte de The Mavericks en Español?


Para mí era importante escoger canciones que le dejaran a The Mavericks sonar bien, que pudiéramos arreglarlas como nosotros quisiéramos y también me parecía importante hacer un disco que no fuera específicamente de mariachi o de salsa o de cumbia, quería un disco que cubriera una pila de géneros entre la música latina y la música que me ha inspirado, que yo escuchaba cuando niño. “Me olvidé de vivir”, por ejemplo, es una de las canciones favoritas de mi abuelo y siempre me sonaba como una canción muy importante. Todos los músicos que hacen esto por una vida, entienden esa canción, esa canción representa lo que es nuestra vida, uno va en rumbo de gira y los pequeños detalles de la vida se le pasan por un lado. Es una canción que siempre ha resonado conmigo y me siento bien orgulloso de que hemos logrado grabarla.

Un día estábamos buscando una canción de Juan Gabriel; Michael Guerra, nuestro acordeonista, comenzó a tocar (conociendo toda la música de Juan Gabriel) “No vale la pena” y entonces empezamos a improvisar con ese tema y esa oda acabó en el disco.

Te puede interesar: Slash, Gilby Clarke y Matt Sorum interpretan juntos «Come Together» de The Beatles.

También es importante recalcar que para nosotros en este momento, tener a Flaco Jiménez en el acordeón acompañándonos en el disco es muy importante porque nosotros empezamos con Flaco. Tocó con nosotros en 1995, grabamos una canción que fue un éxito grande, “All You Ever Do Is Bring Me Down” y ahí empezó una mezcla de la música country con los sonidos mexicanos y ahora, 30 años después, aquí estamos, ese círculo se ha completado.


¿Por qué esperaron 30 años para lanzar un álbum en español?


Como todo en la vida, todo tiene su tiempo. Cuando un artista está teniendo mucho éxito, hay muchas fuerzas que están empujando para que ese rumbo siga, y no quieren romper el tramo en el que uno se embarca. Pero hemos llegado a un momento en el que nadie nos puede decir qué es lo que tenemos que hacer porque ya estoy, como dice mi abuela: “Bien viejo y sácale tubo”. 

Cuando nosotros nos reunimos otra vez en el 2012 que empezamos a hacer música, tomamos control de todos los aspectos creativos, decidimos que en estos años íbamos a grabar un disco en español, y cada vez que teníamos días libres de gira o lo que sea, grabábamos un par de canciones. 

Creo que el tiempo está perfecto porque con todo lo que ha pasado en este país en los últimos años en la política y todo lo que se ha dicho, cosas feísimas del pueblo latinoamericano, estamos muy avergonzados, y me parece muy buena idea que en estos momentos una banda que ha tenido tanto éxito en la música americana, lanzara un disco en español.

The Mavericks



¿Cuáles fueron los mayores retos de crear esta producción?


Para ser honesto, lo más difícil fue escoger la música, porque esto lo íbamos a hacer de todos modos. Todo el mundo de la disquera estaba de acuerdo que este disco se iba lanzar, así que no había dificultades ni creativas ni personales. El proceso más difícil fue encontrar el tiempo para grabar las canciones y escogerlas. 

¿Qué ha cambiado en la banda después de tanto tiempo? ¿Algo ha ido en declive?


Pues estoy un poco más canoso, eso es algo. Creo que después de tantos años de gira nos cuidamos un poco más. Antes las fiestas eran hasta el día siguiente, y al próximo día otra vez y no importaba, pero llega un momento que hay que ser un poco inteligente y mantener el físico. También mentalmente, mantener la salud mental es algo que uno no piensa cuando es joven ya que uno está siempre “pa’lante” pero llega un punto en que uno debe tomar el tiempo de disfrutar el momento, eso no se hace mucho cuando uno es joven, eso es lo que más ha cambiado y nos ha ayudado a seguir este tramo de 30 años. En realidad yo no quería celebrarlos porque te coloca en la categoría de viejo, pero siento que es algo de tener orgullo. Dato curioso de eso es que en este negocio es muy difícil tener una carrera tan larga, tan creativa y tan llena de música y creatividad, que la verdad siento que hemos cumplido con nuestro deber.

¿Qué crees que diría el Raúl Malo de hace 30 años del presente Raúl?


Creo que estaría orgulloso de este momento por el hecho de sobrevivir 30 años en este negocio. No sólamente eso, tener un nivel y control de creatividad que hemos luchado por mantener.

¿Cuál es su postura del retiro? 


Esa palabra en la vida de los músicos no existe. Pienso en esto a veces, yo tengo amigos que se han retirado, en el mundo de la música ya soy mayorcito pero no estoy listo para retirarme, tengo amigos de mi edad que se han retirado, y yo los felicito porque, claro, qué rico, pero también los veo muy aburridos, y el aburrimiento no llega a mi casa porque nos pasamos haciendo algo, es importante mantener esa creatividad, y lo seguiré haciendo hasta que no haya público. 

Latinoamérica es una región que ha tenido una enorme influencia en su trabajo, pero la que no han tenido muy presente en sus giras, ¿Tienen pensado visitarla pronto? 


Este año teníamos planes (bueno, todos) de ir a la Ciudad de México y a Monterrey y por lo menos empezar a llegar allá abajo. Claro, eso no se dio por el COVID, pero sí, una de las cosas más importantes que tenemos en nuestros planes es viajar a Latinoamérica. 

En este articulo:
Sushi Roll

Te puede interesar

Video